Las notas más sexy de la perfumería

sexy

“El corazón tiene razones que la razón ignora…” Se murmura a menudo que la atracción entre dos personas es sobre todo una cuestión de alquimia, en la que interviene, entre otras cosas, el aroma de la piel. Y por supuesto el del perfume. Para un seductor o una seductora, basta con perfumarse la piel con unas pocas gotas de algún elixir mágico, de esos cuyos acordes no tienen parangón para revelar encantos y sublimar el sex-appeal. Como si se tratara de un guardarropas donde puedes escoger la prenda según el humor del día, descubre la tendencia olfativa en nuestra selección cuya estela volverá loco(a) a más de uno(a)

1. Volver a lo esencial con el almizcle

No hay nota que esté más íntimamente vinculada a la historia de la perfumería que el almizcle. Y se entiende: esta materia de aroma acariciador a piel, sirve también como fijador de intensificador de voluptuosidad en las composiciones.

De origen animal, los almizcles se reproducen hoy en día sintéticamente. Los hay limpios y algodonosos cuando se trata de “almizcles blancos”, o carnales en el caso de los almizcles “sucios”, de sensualidad salvaje. Dos rostros, dos encantos opuestos en todo, pero ambos sexy sin lugar a dudas…

Algunos ineludibles son:  Original Musk de Khiels,  falsamente ingenuo con sus almizcles ronroneadores, Musc Koublai Khan de Serge Lutens, animal, felino, salvaje pero muy sensual, y también Narciso Rodriguez For Her,  un bouquet floral envuelto en una nube de almizcles plenos y tornasolados que vuelve locos a los hombres.

2. Exhalar flores blancas para hechizarlo mejor.

Las vaharadas hipnóticas de un jazmín, el aura exótica del ylang-ylang o de la flor de amancayo, un nardo con dejes lácteos y de coco, turbador y narcótico…

Se trata de algunas entre las muchas estelas solares que huelen a vacaciones en una playa paradisíaca situada en las antípodas. Pero son sobre todos las esencias las que magnifican la piel dibujando una feminidad suave, radiante y lasciva. Irresistible.

Lánzale un hechizo con los encantamientos sensuales del bouquet floral y vainillado de Songes de Annick Goutal, o con una gardenia moderna y resplandeciente, muy frutal la de Gardez-Moi de Jovoy. A menos que prefieras seducir una única noche, en cuyo caso te convendrán los efluvios de nardo de Beyond Love By Kilian…

3. Una pizca de especias para condimentar la atmósfera

Si bien las especias poseen virtudes afrodisíacas en la cocina, también saben hacer surgir el deseo en el corazón de un perfume. El jengibre desde luego, pero también la canela, las bayas rosas, el clavo de olor, el cardamomo o el azafrán; son numerosas las recetas para añadir una pizca de picante en una composición. Andróginas, las especias aderezan con sus propiedades las fragancias femeninas pero también se introducen en las masculinas como es el caso de la canela de Spicebomb de Viktor & Rolf o de Egoiste de Chanel.

En cuanto a los femeninos la suavidad láctea y especiada de Safran Troublant de l’Artisan Parfumeur, el jengibre de Like This de Etat Libre d’Orange o el comino de Aziadé de Parfum d’Empire, constituyen otros tantos filtros de amor para seducir al sexo opuesto.

4. Potencializar tu feminidad con las notas empolvadas.

Nada mejor que un perfume con efluvios de polvo de arroz y otros cosméticos para expresar una feminidad intemporal. Suaves, plenas y cremosas, las notas empolvadas son a la perfumería lo que un escote profundo es a la voluptuosidad.

No dudes pues con las notas de lirio, de rosa y de violeta y también con las delicadamente floridas y almendradas del heliotropo. Algunas fragancias míticas encarnan perfectamente este registro: L’Heure Bleue de Guerlain, y Ombre Rose de Jean-Charles Brosseau. Más recientemente, Flower de Kenzo o Lipstick Rose de Frédéric Malle se han inspirado en la escritura empolvada con hermosos resultados

5. Embriagarse con los encantos de Oriente.

Por contar con las tonalidades cálidas de los bálsamos, los perfumes orientales son verdaderos elixires de seducción. Desde las lágrimas de benjuí al absoluto de vainilla negra, pasando por el labdanum y la plenitud golosa del haba tonka, el acorde ambarino posee matices ardientes que exaltan la sensualidad.

Algunos perfumes ineludibles para hacer subir la temperatura son: Shalimar y sus declinaciones de Ode à la Vanille de Guerlain, la alianza ultra sexy de almizcles y de ámbar de Musc Ravageur de Frédéric Malle, el soplo tórrido de Habanita de Molinard y también Ambre des merveilles de Hermès. Para los hombres: Bois d’Argent de Dior o  Pi de Givenchy.

6. Que la gula sea tu debilidad

Apetitoso, sabroso, tentador… Son todas nociones que asocian el universo de la gula con el del deseo. Si con las golosinas se te hace agua la boca, te ocurrirá lo mismo con las fragancias, pues el universo de la perfumería abunda en frutos rojos, en caramelo y otros manjares que te deleitarán.

Serás hermosa y estarás buenísima con la gragea pícara con dejes de azahar y vainilla de Guimauve de Réminiscence, o con la almendra de Rahat Loukoum de Lutens. Las que gustan del placer sin excesos sucumbirán ante la picardía sutil de Candy de Prada y su caramelo finamente acompañado de notas empolvadas. Las más provocadoras no olvidarán los grandes clásicos del género, Angel Lolita Lempicka.

Los hombres podrán optar en el repertorio gustativo por A-men de Thierry Mugler y su delicia chocolate-café, o envolverse con el tabaco meloso de Back to Black by Kilian.

7. Inspirarse en el mito de las Mil y una noches…

Por culpa de la infección de un árbol en Laos, Camboya y Birmania, el precio de la valiosa madera de oud anda por las nubes. En un primer momento sólo apreciada en la cultura de Medio Oriente, hoy en día, sus encantos misteriosos seducen a toda la perfumería occidental.

El precursor M7 de Yves Saint Laurent hizo de la esencia animal y ahumada de dicha madera tan particular un acorde ambarino y amaderado, ardiente a más no poder.

El aura sombría de esta resina singular intriga hoy tanto a los consumidores como a las marcas que han captado su poder turbador mezclando su aroma carnal con rosa y azafrán en Agarwood de Heeley o con otros aromas ambarinos, amaderados, animales y especiados como es el caso de  Tobacco Oud de Tom Ford, entre otros.

Fuente : Osmoz

El Roble Perfumado–Como Comprar

El Roble Perfumado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s